Nos encontramos en:

Av. Oeste 3, entre Esq. Poleo a Buena Vista, Resd. Villaflores, Piso 9, Ofc. 92 Altagracia, Parroquia Altagracia, Municipio Libertador, Distrito Capital, C.P. 1010 Republica Bolivariana de Venezuela.

Tele-Fax: +58 2128605267 Cel: +58 4263362487

/ +34 672867905 / +34 672867982

@: fundacionsantiagojose@gmail.com

Atrévete a vibrar con esta historia de vida


CAPITULO 7

PERIODO DE HOSPITALIZACIÓN

22-06-2012 AL 28-04-2013

CLÍNICA EL ÁVILA - VENEZUELA

5to MES DE VIDA, 2do MES DE HOSPITALIZACIÓN

PERIODO DEL 22-07-2012 AL 21-08-2012

Durante este periodo, estuve bajo estricta vigilancia médica, en una lenta recuperación, continuaba intubado y conectado a un ventilador mecánico.

Al requerir intubación prolongada, y después de realizar intentos de extubación que resultan fallidos, según los médicos porque no toleraba respirar por mis propios medios, y requería de ventilación mecánica, se comienza a planificar el hacerme una traqueotomía.

Uno de los especialistas que me evalúa, propone un doctor externo a la clínica, con experiencia en niños de mi edad, propuesta que planificábamos con mi doctor intensivista, pero que se alargó en el tiempo ya que éste debía irse de vacaciones y dejar mi caso en manos de la doctora que en adelante me atendería su socia, es curioso pero estos doctores nunca conversaron personalmente para discutir y entregarse mi caso sino que bastó un sobre con toda mi historia clínica y un par de notas para que la doctora supiera que me pasaba, al ella llegar, pues también esta doctora estaba de viaje,… Ay Dios me quede sin doctor durante un par de días!!  Recibí solo atención de los médicos de guardia.

Es el día en que conozco y empieza a evaluarme la nueva doctora, se retoman las decisiones y planificación de mi cirugía, y al enterarse de la propuesta de que un cirujano externo hiciera mi traqueotomía, impone que debe ser un médico perteneciente a la Clínica el Ávila.

Transcurrieron más de 50 días continúos intubado, con ventilación mecánica, y es entonces, cuando coordinan que ingresaré a quirófano para hacerme la traqueotomía tardía, que me ayudará con el manejo de mis secreciones,  y la insuficiencia respiratoria.

Es 21-08-2013, día de la operación,  a primeras horas de la mañana, mis papis ya están conmigo dentro de la UTIP, consintiéndome antes de la cirugía, les piden que deben salir de la UTIP,  porque comienzan a prepararme y a realizarme estudios pre-operatorios, papi y mami esperan en la antesala y estando la puerta aun abierta, observan que por una maniobra accidental, una de mis enfermeras hunde el tubo endotraqueal; inmediatamente una de ellas está sobre mí, en la cuna reanimándome, segundo suceso que me ocurre dentro de esta clinica que pone mi vida en riesgo.

Entran y salen muchos enfermeros y doctores corriendo. Papi y mami aún en la antesala, muy preocupados preguntan qué sucede a cada enfermero que salía, y cada uno da una versión diferente, también el personal de RX entra repetidas veces a realizarme múltiples RX de tórax, Todo esto  hizo que papá se enfadara y al salir la doctora es abordada por papá para saber que me sucede, y su respuesta fue que debo subir a quirófano para efectuarme la traqueotomía,  papa responde inmediatamente que como va a subirme a una operación con el incidente ocurrido, que debería esperar que me estabilizara y reprogramar la cirugía, nuevamente y desesperadamente la Doctora insiste que debo subir a quirófano y entrega a mami un carta de autorización de la realización de la cirugía, declarando que entendían los riesgos de la misma. Asombrados con esta actitud de la doctora, papi toma la carta y pregunta porque ahora deben firmar una autorización si en la anterior cirugía cardiovascular no firme nada, es acaso que ocurre algo??; papi decide no firmar.

En breves minutos viene mi anestesiólogo para aclarar lo sucedido, realiza un gráfico explicando de manera didáctica lo ocurrido y dice que el tubo endotraqueal se hundió 2 centímetros, aclara algunas inquietudes y pide a mis papis un voto de confianza, insiste que estoy apto para ir a la cirugía, que confiemos en su criterio profesional.

Llegó la hora de irme a quirófano a practicarme la traqueotomía, durante la operación no tuve complicación alguna, al terminar la operación y salir de la sala de recuperación, en virtud de que no aparece el personal médico intensivista, ni el personal enfermero proceden a bajarme a la Unidad de Terapia Intensiva pediátrica, que se encuentra en otra edificación contigua y en PB, seis pisos más abajo; a mi lado en el recorrido mis papis diciéndome en todo momento fuerza papito aquí estamos contigo, mi saturación era 100%, al llegar, mis papis no pueden pasar, y a los pocos segundos de ingresar a la UTIP sufrí complicaciones, de manera inexplicable tengo una lesion o varias lesiones en mi vía respiratoria, tengo un Neumotórax, Neumoperitoneo, Neumomediastino, y enfisemas subcutáneos, incluso me quitan el traqueostomo puesto en quirofano, me intuban, me colocan el traqueostomo nuevamente, me lo vuelven a quitar, hasta que me colocan un traqueostomo que si me estabiliza, en esos minutos dejo de recibir oxigeno adecuadamente, también me perforan el hemitórax derecho para colocarme un pleurevac, tan grave fue lo ocurrido que no alcanzaron llevarme a quirófano, siendo este el ambiente idóneo para reintervenirme, nuevamente mi vida en riesgo y mi vida en situacion de peligro muy elevado.

Debido a la emergencia fui asistido e intervenido en la UTIP, por mi anestesiólogo quien era el doctor que me bajaba del quirófano, y que venía ventilándome manualmente con ambú, luego de que el cirujano hubiera terminado con la traqueotomía, realmente este medico si sabe absolutamente la verdad de lo que me sucede, por que se me rompe la via respiratoria.

Mucha gente corriendo, personal médico y enfermeros con caras de angustia y actuando de emergencia, estaba en condiciones graves, y se integran otros especialistas, al paso de un par de horas cuando logran estabilizarme mis papis inmediatamente pasan a verme, solo escucho algo de llanto de mi mami pero al mismo tiempo con dulzura decirme que luche, que están allí protegiéndome, que me aman infinitamente y que Dios está a mi lado. Miren lo inflamado que esta mi cuerpo lleno de aire atrapado en mi piel, que fuerte dolor siento, nuevamente entre la vida y la muerte.